Follándose a la dueña de la casa

Había ido a reparar el aire acondicionado de una casa a las afueras de la ciudad. Estaba complicado el tema y se estaba asando de calor. Se tomó algo de la nevera y puso una toalla en el sofá para no mojarla con el sudor hechándose un rato. En esto que aparece una mujer rubia de infarto, era la mujer del que le contrato. Le dijo que qué hacia, el chico se explico y la mujer muy servicial le ofreció su cuerpo para que sudaran en un largo polvazo.

Videos relacionados